Cómo ser un buen (segundo) fotógrafo de bodas

5/5 (de 5 votos)

Cómo ser un buen (segundo) fotógrafo de bodas

Al iniciarse en la fotografía de bodas un buen primer paso es aprender con quién ya tenga mucha práctica.
categoría/s:

La fotografía de eventos es complicada. Has de ser rápido mirando, pensando, manipulando la cámara, enfocando, componiendo, disparando… y corrigiendo si te has equivocado. :) Los momentos pasan una sola vez y perdérselos es muy fácil. Y algunos de esos momentos son clave para aquellos que te han contratado.
Después de llevar un tiempo como asistente en Calatayud Estudio puedo asegurar que la mejor forma de iniciarse en la fotografía de bodas es hacer de ayudante para un fotógrafo ya establecido. Aprenderás en cada sesión y podrás practicar lo aprendido en el momento.

Novia entrando a la iglesia
Novia entrando a la iglesia. Foto realizada con y para Calatayud Estudio

Dependiendo de si te han contratado como asistente o como segundo fotógrafo tendrás diferentes tareas y tendrás que concretar con él dónde empiezan y dónde acaban tus funciones. Serán jornadas largas, en las que tu objetivo principal (como asistente) será descargar al fotógrafo de todas las tareas que le impidan centrarse en lo importante; capturar los momentos más importantes y emotivos del gran día de los novios. Como misión paralela, y en calidad ya de segundo fotógrafo, cubrir los ángulos que queden libres y capturar la escena desde un punto de vista diferente.

Consejos para el segundo fotógrafo de bodas

  1. Sincroniza el reloj de tu cámara con la de tu primer fotógrafo Esto se olvida muchas veces y puede resultar un inconveniente importante cuando las fotos acaban mezcladas en el mismo catálogo de Lightroom. Si tus fotos están ordenadas 5 minutos más abajo que las del mismo momento de la cámara principal.
  2. Consulta los horarios Fotos en casa del novio mientras se prepara con la familia. Luego llegan los amigos a «relajar un poco el ambiente». :) Casa de la novia en casa preparándose para su gran día; peluquería, maquillaje, vestido. Llegada de las amigas de la novia. Salida hacia el lugar de la celebración, sea una iglesia o un jardín. El coctel, la cena, el primer baile… Aquí todo tiene su «timing» y deberías conocerlo para prepararte con antelación.
  3. No llegues tarde. Consejo directamente relacionado con el anterior. Lógicamente, esto se aplica a cualquier trabajo, no solo al fotógrafo de bodas, pero aquí los tiempos están muy ajustados para cada parte del día y retrasarse al llegar a casa de la novia puede significar perderse la sesión de maquillaje, por ejemplo.
  4. Conoce a las familias. Esto es como jugar al «quién es quién». Te conviene saber a quién no debes olvidar en tus fotos. Te lo dirán. Pero no lo olvides.
  5. Sé creativo. Si estás cubriendo un puesto de segundo fotógrafo, piensa que las fotos «obligatorias» están cubiertas. No te pongas a su lado a hacer lo mismo. Esas fotos no le van a servir, ya las tiene. Intenta mirar desde otro punto de vista.
    En este apartado también conviene decir que si ves a tu primer fotógrafo utilizar un angular, pon tú un tele… y viceversa.
  6. Fíjate en los detalles Durante la sesión de fotos en casa de la novia ¿crees que el mando de la tele debería salir en la foto? ¿Hay un calcetín encima de la silla? ¿Se ve al fondo la caja de los zapatos? Jajajajaj. Esto pasa continuamente. Si dudas pregunta, pero lo más seguro es que hagas bien cambiándolo de sitio para que no hayan objetos distrayentes en las fotos.
  7. Practica tu crítica fotográfica (si se te pide) ;). Cuando durante el trabajo te enseñan una foto hay veces que no se busca un simple «me gusta». Es posible que esté dudando con cualquier parámetro de la foto, que esté pensando en alternativas o intentando darle una vuelta más. Dale tu opinión sincera e intenta aportar algo más que un «like». Tampoco hace falta que te inventes algo si no sabes qué decir. Pero si te das cuenta de algo o ves algún detalle que puede habérsele escapado, díselo. También te sirve a ti para aprender a mirar de manera crítica. Y eso sí, sé igual de crítico o más con tus propias fotos.
  8. fotografía de boda

  9. Lleva agua y algún tentempié. Las jornadas son largas. Desde que desayunasteis hasta que os podáis sentar a comer van a pasar muchas horas. Mete en la mochila un par de barritas de cereales y agua. Ya verás que bien os viene en algún momento.
  10. No te cruces. Imagínate la foto de los novios dándose el primer beso y que estés tú en el fondo con la cámara en la cara y con la pose de D’Artagnan. Ten siempre en cuenta dónde está tu primer fotógrafo y hacia dónde está disparando.
  11. Sé discreto al preguntar. No queda muy profesional si los novios te oyen preguntarle al primer fotógrafo sobre los ajustes de la cámara. Es normal que tengas dudas, resuélvelas discretamente.
  12. No poses a los novios sin haberlo consultado. Si los novios están posando y crees que estaría muy bien algún cambio en la pose, o ves que el pelo de la novia debería colocarse de otra manera, está la corbata del novio torcida… adviérteselo antes en voz baja.
  13. Guarda el móvil. No debería ser necesario decirlo, pero no es buena idea estar todo el día consultando tu facebook o subiendo fotos de la cena o de la pantalla de tu cámara a Instagram.
  14. No publiques tus fotos a menos que tengas permiso para hacerlo. Estás trabajando para otra persona, y las fotos le pertenecen. Pregunta si puedes publicarlas. Pregunta cuáles puedes publicar y cuándo. Aunque te diera permiso para publicarlas con tu firma, es posible que no quiera que las publiques antes que él.
  15. Toma alguna foto de tu primer fotógrafo. Las fotos en las que se le vea trabajando pueden venirle muy bien para su blog, en plan «making of».
  16. Intenta anticipar los cambios. Si ves que se está haciendo la hora de cambiar de ubicación, empieza a recoger todo lo que creas que no se va a utilizar. ¿Acabáis de llegar a casa de la novia? Busca el mejor sitio dónde esconder las maletas y ve preparando un flash… por si hace falta.
  17. Entrega todas tus fotos Entrega tus tarjetas de memoria completas. Puede que muchas de tus fotos no estén perfectas, pero muchas veces tienen arreglo y cualquiera de ellas podría acabar resultando importante.

Cómo ser un buen segundo fotógrafo de bodas
Todos estos consejos dependerán de la relación o el acuerdo que tengas en cada caso, pero como normal general te pueden ser muy útiles.
Espero que te hayan gustado y que, si te gusta este tipo de fotografía, tengas la ocasión de aplicarlos haciendo de asistente para algún fotógrafo experimentado. Y seguir aprendiendo. ;)

¿Te ha gustado esta entrada?

Deja un comentario


logo fotoversia© fotoversia.com -

icono fotoversia
¿Te gusta lo que estás leyendo?
Visita fotoversia.com en facebook y hazte fan
para estar al día. ;)
cerrar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la política de cookies. Pincha el enlace si necesitas más información. ACEPTAR

Aviso de cookies