Cómo limpiar el sensor de la cámara

5/5 (de 5 votos)

Cómo limpiar el sensor de la cámara

¿El sensor de la cámara se limpia? Te explico cómo y porqué, para que lo puedas hacer tú mismo sin problemas.
categoría/s:

Cuando te das cuenta de que en todas tus fotos sale una manchita oscura siempre en el mismo sitio y acabas harto de tener que utilizar el pincel corrector en Photoshop o la herramienta de eliminación de manchas de Lightroom, ha llegado el momento de limpiar el sensor de tu cámara.

No es un proceso complicado y tampoco es peligroso si no eres un tremendo manazas. Si no te atreves a hacerlo, siempre te queda la opción de llevarlo a limpiar por un profesional. No es demasiado caro y no se tarda nada en hacerlo. Con un poco de suerte no estarás mucho tiempo sin tu cámara.
Pero antes de ir a buscar el estropajo y el Fairy léete bien el resto del artículo para asegurarte de conseguir unos buenos resultados. ;)

Me salen machitas en las fotos

Esto es lo que todos decimos en algún momento de nuestra apasionante vida de fotógrafos aficionados. No es nada raro, ni se ha estropeado la cámara, ni se va a quedar así para siempre. Normalmente solo son motas de polvo que han entrado en el cuerpo de la cámara y han acabado posándose sobre tu querido sensor. Esto, lógicamente, hablando de una cámara en la que puedes cambiar de objetivo. Cada vez que cambias el objetivo de tu cámara estás exponiendo su interior al aire. Un aire cargado de polvo. …Y alguna mota entra.
Lo más probable es que hayas visto en el menú de tu cámara una opción de autolimpieza del sensor, y que te permita incluso indicarle si quieres que se realice al encender o al apagar la cámara. Esto consiste en una vibración que se aplica al sensor para intentar desprenderse de esas motas. Va muy bien, pero no siempre funciona para las motas más cabezotas.

Limpieza de las manchas del sensor
Manchitas que siempre salen en el mismo sitio en todas tus fotos

Tampoco es necesario obsesionarse. Solo algunas de esas manchitas aparecen en sitios molestos y cuando están por la parte superior de la imagen crean unos puntos muy feos en los cielos de tus fotos. Incluso algunas de esas motas solo quedarán marcadas en tus fotos cuando utilices una apertura de diafragma muy cerrada.

Cuando hagas la prueba que te explico a continuación, verás realmente la cantidad de porquería que habita sobre tu sensor y podrás decidir si ha llegado el momento de ponerte manos a la obra o no.

Truco para ver bien las manchas del sensor

El truco para ver bien el alcance del pringue de tu sensor es hacer una foto a una superficie clara, lo más uniforme posible y con una apertura del diafragma lo más cerrado posible. De esa manera podrás distinguirlas claramente. Un cielo despejado suele ser una buena elección. …o el techo de una habitación. Lo importante es que tomes una foto a una zona que no tenga detalles que puedas tomar por suciedad. Puedes incluso desenfocar manualmente para atenuar todavía más cualquier detalle de la imagen que puedas confundir con una mota de tu sensor.
Una vez hecha la foto y pasada a Lightroom, puedes contrastarla para ver mejor esas manchitas.

Como ver las manchas del sensor
En esta foto tomada al cielo a f/16 (mínima apertura que permite el 50mm 1.8G) se ven claramente la suciedad del sensor. Solo algunas de ellas resultarán molestas en condiciones normales.

Se ven claramente, ¿verdad? Jajajaja. No es lo más común utilizar aperturas tan cerradas, por eso no las ves todas en tus fotos. Pero aquí saltan a la vista. En este caso sí que va haciendo falta una limpiecita.

Limpieza del sensor, paso a paso

Lo primero que vamos a hacer el buscar el sitio adecuado para el proceso. Parece evidente, pero buscaremos un sitio limpio y lo más libre de polvo que podamos, si es que existe un sitio así. :) Vamos a estar exponiendo el sensor al aire así que conviene que sea en un ambiente limpio. Si limpias el exterior de tu cámara antes de abrirla también evitarás que esa suciedad pueda acabar dentro del cuerpo.

Cómo limpiar el sensorAhora vamos a preparar el sistema de limpieza que hayamos escogido y nuestro espacio de trabajo. Así iremos lo más rápido posible y reduciremos el tiempo que tenemos nuestro sensor al aire.
Si conoces cómo funciona tu cámara, sabrás que el sensor se encuentra detrás de varios elementos; espejos y obturador. No podremos alcanzarlo si no “apartamos” estos obstáculos. Para eso, tu cámara tiene una opción de limpieza manual que mantendrá el espejo levantado y el obturador abierto durante el proceso. Busca en tu menú algo parecido a “Bloquear el espejo arriba (limpieza)” o “Limpieza manual del sensor”.
Una vez activado, cuando pulsemos el disparador de la cámara, el espejo se mantendrá levantado y el obturador abierto hasta que apaguemos la cámara.

En segundo lugar quitaremos el objetivo que tengamos puesto y pulsaremos el disparador.
Y entonces… allá en el fondo del cuerpo de nuestra cámara… brillante como el Arca de la Alianza… y mostrando su alegre arcoíris de colores, estará nuestro sensor.

Limpia tu sensor con el método que elijas de los que te propongo a continuación y realiza otra foto de comprobación. Es posible que tengas que repetir varias veces. Y sobre todo, no esperes que quede limpio como una patena. Recuerda que de todas las motas que había ahí dentro solo te molestaban algunas.

Sistemas de limpieza del sensor

Me gustaría poder contestar a este tema con un “el mejor sistema de limpieza del sensor es…”, pero la verdad es que no puedo. Depende del tipo de suciedad, la frecuencia con que lo tengas que limpiar…
Si tu problema fuera de arena, o similar, ni se me ocurriría limpiarla con algo que pudiese arrastrar esa arena por el sensor, arriesgándote a arañarlo seriamente.
Si tu problema es grasa, el aire o los pinceles no te van a servir.

Existen en el mercado diferentes sistemas de limpieza y cada uno tiene sus pros y sus contras. Puedes encontrar kits completos que reúnan varias de estas soluciones ya que en alguna ocasión puede que necesites combinar sus capacidades de limpieza.
Hay que aclarar que no vas a estar tocando directamente la superficie del sensor, sino una lámina muy fina que se encuentra justo delante de él. Aún así, ve con cuidado.

Muy importante: Asegúrate de leer atentamente las instrucciones y las condiciones del fabricante del producto y, como consejo, no vayas a por los productos más baratos. No todos los productos valen para todos los equipos. Compruébalo antes de comprar.

  1. Lleva tu cámara a un profesional. Jajajajaj. Ya sé que poner esta opción en primer lugar puede asustar un poco. Pero no hay que olvidar que es una alternativa a tener muy en cuenta si después de leer todo esto no te ves capaz. ;)
  2. Pera de aire. Y de un soplido las de las motas de polvo saldrán volando. Sencillo. :)
    Las manchas de grasa o las motas más persistentes ni se moverán. Ten mucho cuidado al presionar la pera, ya que con este movimiento el palito que hace de boquilla podría acabar tocando dónde no quieres que nadie toque.
    Hay botes de aire comprimido que hacen lo mismo de manera más cómoda. No vale cualquiera. Asegúrate de que ese bote no genere también humedad en el interior de tu cámara al descomprimir el gas de su interior.
  3. Pincel para sensor. Existen unos pinceles, de pelo muy suave, que están específicamente diseñados para este fin. A veces vienen incluidos en kits de limpieza junto con otros elementos. Lo malo de los pinceles es que tienes que asegurarte de mantenerlo muy limpio y almacenarlo bien resguardado del polvo. Podrás eliminar motas de polvo, pero no otro tipo de mancha más grasienta como posibles gotitas de aceite de las partes mecánicas del obturador. Por otra parte, un pincel es como una escoba, cambia el polvo de sitio.
  4. Bastoncitos húmedos Son unos bastoncitos de plástico que llevan un paño especial en el extremo. O bien vienen ya humedecidos, o incluyen un botecito de un líquido especial para que tú mismo los humedezcas. Tanto el líquido como el paño están diseñados para no dejar ningún tipo de residuo. Normalmente los bastoncillos vienen envasados individualmente y son de un solo uso.
    Al comprarlos tendrás que asegurarte de que coinciden con el tamaño de tu sensor, ya que está diseñados para limpiar en una sola pasada de ida y vuelta.
    Con este sistema sí podrás eliminar motas de polvo y prácticamente cualquier otro tipo de mancha.
    Los hay en paquetes de varias unidades pero la verdad es que nunca utilizas uno solo. En cada limpieza acabas utilizando varios de estos bastoncitos.

    Limpieza del sensor con los llamados “sensor swabs”.
  5. Eyelead. Este sistema apareció como alternativa hace ya unos años y la verdad es que funciona muy bien para polvo, pelos, etc. Consiste en un bastoncillo plástico que lleva en su extremo una gomita adhesiva. Con unas cuantas delicadas pulsaciones sobre el sensor, elimina la suciedad que queda pegada en su punta. En el kit viene también un papel que permite, con el mismo sistema de aplicación, eliminar la suciedad de tu Eyelead, dejándolo limpio y listo para otros usos. Dura mucho tiempo y te permite mantener limpio tu sensor durante años si lo cuidas bien. Las manchas grasas no la elimina tan fácilmente y he visto quejas de usuarios por restos del adhesivo en el sensor, aunque me inclino a pensar que son casos debidos a un mal uso de este sistema.
    Limpiar el sensor con el Eyelead
    Limpieza del sensor de la cámara con el Eyelead
  6. Alcohol isopropílico. El alcohol isopropílico te lo pueden proporcionar en la farmacia, aunque lo más probable es que lo tengan que encargar. Este alcohol se evapora muy rápidamente y no deja ningún residuo seco. El sistema es el mismo que el de los bastoncillo húmedos. Queda de tu parte buscar algún tipo de papel o tela que no deje pelitos.
    Humedece con un par de gotitas el papel o tela y de una sola pasada de ida y vuelta muy suave limpia la superficie de tu sensor.
    Asegúrate de que el ancho del bastoncito elegido te permite cubrir toda la superficie del sensor para no tener que dar varias pasadas.
  7. Lupa para sensor. Este no es un elemento de limpieza en si pero muchas veces se incluye en los kits. Consiste en un cilindro que se coloca en el lugar del objetivo y que incorpora una o varias luces de led y una lupa para que puedas analizar el estado de tu sensor sin tener que cerrarlo todo y hacer la fotografía de control.
    Las más cómodas son las que tienen un hueco para poder meter el bastoncillo/pincel por un lateral mientras miras lo que estás haciendo. También es verdad que con el pincel o bastoncillo por delante no ves demasiado bien lo que estás haciendo.

Lo dicho; una vez hayas seguido el proceso de limpieza, haz una nueva foto como te explicaba más arriba y compruebas qué tal ha ido todo. Mi experiencia me dice que no conseguirás dejarlo impecable de una sola pasada, y que en alguna ocasión desearás haberlo dejado como estaba en el paso anterior. A veces cambias unas manchas de sitio, a veces añades unas que no estaban y a veces sale a la primera. Paciencia.

limpiar con alcohol isopropílico
Eyelead primero y bastoncitos con alcohol isopropílico después.

En el caso de la imagen que ves arriba utilicé primero el Eyelead. Luego me di cuenta de que había un par de manchas importantes que no habían salido, así que le di una pasada con los bastoncillos (comprados secos) y alcohol isopropílico (de la farmacia).
Las manchas persistentes habían desaparecido pero había añadido un par de pelos raros en un lateral. Rematé la faena con el Eyelead otra vez. En la imagen se ve perfectamente que quedan dos pequeñas motas… en un par de cambios de objetivo se habrán multiplicado por 5. Así que no vale la pena insistir. Así se queda. :)

Mi consejo es que si no te ha llamado la atención ninguna marchita repetitiva en tus fotos, no hagas el test. Jajajajaj. Verás lo sucio que está tu sensor y no podrás dormir sin correr a por un kit de limpieza.

¿Te ha gustado esta entrada?

Deja un comentario


logo fotoversia© fotoversia.com -

icono fotoversia
¿Te gusta lo que estás leyendo?
Visita fotoversia.com en facebook y hazte fan
para estar al día. ;)
cerrar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la política de cookies. Pincha el enlace si necesitas más información. ACEPTAR

Aviso de cookies