Cámara estenopeica

4.6/5 (de 20 votos)

Cámara estenopeica

¿Quieres saber cómo funciona la cámara fotográfica más sencilla de todas? ¿Quieres construir una? Divertido.
categoría/s:

Esta entrada es una introducción para el curso de fotografía desde cero.
Si tienes claros los fundamentos básicos de una cámara fotográfica, al final de esta entrada encontrarás un enlace al primer tema del curso.

En 6º de EGB (sí, soy de esos que sobrevivió en los ochenta), cada alumno construyó su propia cámara de fotos. No tenía estabilización de imagen, ni objetivos intercambiables, ni modos de enfoque, pero hacía fotos.
Es una pena no haber conservado ninguna de esas fotos. Ahora me gustaría volver a verlas.
Se trataba de una cámara estenopeica. Resumiendo, una caja con un agujerito en un lado. :)

Cogimos una lata de colacao cilíndrica, que en esa época tenía las paredes de cartón, la pintamos de negro mate por dentro y le hicimos un recorte rectangular en un lateral. Sobre esa ventana que habíamos abierto, pegamos una lámina de papel de aluminio en el que hicimos un agujerito muy fino con la punta de un alfiler. Dos gomas sujetaban un rectángulo de cartulina negra sobre la ventana. Esto permitía que la cartulina se pudiera desplazar lateralmente para dejar entrar La luz por el agujerito o volviese a su posición inicial para impedir la entrada de luz al interior. Era un obturador manual.

Revelando fotografía en blanco y negro
Esta foto es de esa época. Mi hermano Carlos y yo preparando el revelador en el baño.

A oscuras, colocábamos papel fotográfico pegado a la pared opuesta al agujero, nos asegurábamos de que la cartulina estaba en su sitio y salíamos todos a la calle a hacer fotos.
¡Divertido no, lo siguiente! :)
Había que asegurarse de que el papel estaba con la emulsión (cara sensible a la luz) mirando al agujero, claro.

Como cada alumno tenía más o menos maña para el tema del agujerito, en cada bote de colacao entraba una cantidad diferente de luz, así que, a base de pruebas, cada uno tenía que descubrir el tiempo que debía dejar la cartulina apartada para exponer correctamente el papel. El tiempo de exposición podía variar entre unos pocos segundos a algo más de un minuto. Aquí también había que tener en cuenta la sensibilidad del papel. Hay papeles que necesitan menos tiempo y papeles más rápidos.
Lo malo es que después de cada foto había que volver al cole a cambiar el papel. Jajaja

Construimos una cámara estenopeica con un bote de colacao, pintura negra, una lámina de papel de aluminio, un trozo de cartulina y dos gomas elásticas.

Con esto ya teníamos nuestra foto hecha. Ahora faltaba revelarla.
No hace falta decir que el maestro (que además era mi padre, jejeje) era aficionado a la fotografía, y que tenía en casa los productos que íbamos a necesitar para revelar nuestras fotos. ¡Menuda organizamos en el cole, a oscuras…! :)

Foto de cámara estenopeica
Negativo y positivo de una foto de cámara estenopeica.
Foto de Matthew Clemente con licencia CC

Simplemente necesitábamos tres cubetas con tres líquidos diferentes; revelador, fijador y baño de paro (receta casera, agua con un pelín de vinagre).
Ayudados por una luz roja que no daña el papel fotográfico, metíamos nuestras fotos en el primer baño de revelador. ¡Magia! La foto iba apareciendo poco a poco, como una polaroid, pero en blanco y negro. Y… ¡en negativo! Dónde al papel le daba la luz se oscurecía, y dónde no le llegaba se quedaba más claro.
Cuando a simple vista, y bajo aquella luz roja, creías que la foto ya había alcanzado un buen contraste, la pasábamos al fijador, que detenía la acción del revelador. Y después de unos segundos, al últimos baño, que eliminaba cualquier resto de revelador o fijador.
Después simplemente las colgábamos en algún sitio para que se secara el papel, pero ya se podía encender la luz.

Ahora teníamos nuestras fotos reveladas, pero estaban en negativo. Teníamos que positivar.
Para esto cogíamos otro papel, enfrentado al negativo, cara de emulsión contra cara de emulsión, y encendíamos la luz o lo sacábamos a la calle. Esto tardaba más tiempo ya que la luz debía cruzar el papel de nuestro negativo para exponer el papel nuevo. Dónde el negativo era blanco la luz pasaba, dónde era negro no.
De nuevo a base de pruebas del tiempo necesario para exponer correctamente el papel.
Solo faltaba revelar el positivo.

Construcción de una cámara estenopeica
Elementos necesarios para la construcción de una cámara estenopeica sencilla

Nuestros botes de colacao, al ser cilíndricos, creaban unas fotos con la perspectiva completamente deformada. Una chulada.
Muy nítidas no eran, jajaja, pero recuerdo una que hice dejando el bote en el suelo delante de un Citroën GS que era chulísima. XD
Ojalá tuviera alguna de esas fotos.

Aunque ahora seguro que nadie tiene papel, revelador y fijador en casa, no es difícil de conseguir. Te animo a que construyas tu propia cámara estenopeica. Es muy divertido y una experiencia preciosa para los más peques de la casa.

¿Quieres seguir leyendo?

La siguiente entrada en el Índice de fotografía es:

03 Mar 17

Funcionamiento básico de una réflex digital
4.09/5 (de 11 votos)

Funcionamiento básico de una réflex digital

En esta entrada vamos a conocer el funcionamiento más básico de una cámara réflex y sus componentes principales.

¿Te ha gustado esta entrada?

Deja un comentario


logo fotoversia© fotoversia.com -

icono fotoversia
¿Te gusta lo que estás leyendo?
Visita fotoversia.com en facebook y hazte fan
para estar al día. ;)
cerrar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la política de cookies. Pincha el enlace si necesitas más información. ACEPTAR

Aviso de cookies