El modo manual (triángulo de la exposición)

4.59/5 (de 29 votos)

El modo manual (triángulo de la exposición)

Este es el primer bloque del curso de fotografía desde cero. Para los no iniciados o los que necesiten repasar.
categoría/s:

Casi cualquier cámara es capaz de resolver situaciones sencillas de manera más que eficaz. Incluso los móviles dan resultados muy buenos en muchos casos. Cuando las condiciones de luz son buenas y el motivo a fotografiar no tiene complicaciones, todo suele salir bien a la primera.
Pero de repente un día intentas hacer una foto a tu perro corriendo por el parque, al atardecer, a la sombra de los árboles, porque está tan gracioso… y resulta que sale todo movido. Además, la foto sale llena de puntitos de colores raros que afean el resultado. Como la luz más importante que había era la de las farolas también ha salido naranja y bueno… tu perro es oscuro y es todo una mancha negra con dos ojos.
Infinidad de situaciones cotidianas te llevarán a pensar que te hace falta conocer la técnica. Pero si te pones a hacer fotos más en serio, lo notarás mucho más y difícilmente podrás salir airoso en modo automático.

Una de las primeras cosas que tendrás que practicar, y de lo que vamos a hablar en esta entrada, es exponer tus fotos en modo manual.
Título alternativo “Que tu cámara haga lo que tú le dices, y no lo que ella quiera”. :)

¿Qué significa exponer una foto?

Cuando pulsamos el disparador de la cámara, el sensor capta la luz que entra por el objetivo y guarda esa información en un archivo de tu tarjeta de memoria, pero la cantidad de luz que entre, durante cuanto tiempo esté entrando y la sensibilidad del sensor a esa luz depende de los ajustes que nosotros hayamos indicado previamente.

Cuando disparamos en modo automático, estos cálculos y ajustes los realiza la cámara y los puedes consultar en la pantalla trasera o consultando el Exif de la foto una vez realizada.
Si nos equivocamos en estos ajustes, la foto puede salir demasiado oscura (subexposición) o demasiado clara (sobreexposición). Encontrar el punto correcto en los ajustes que permitan evitar estos dos problemas supone exponer correctamente la foto.

Apertura del diafragma, velocidad de obturación y sensibilidad ISO

Estos son los tres parámetros de la exposición que vamos a necesitar controlar, pero ya verás que es mucho más sencillo de lo que parece en un principio.
Si has leído la aventurita de la cámara estenopeica (cosa que te recomiendo), ya te habrás familiarizado un poco con lo que son estos parámetros.
A estos tres ajustes y su relación entre ellos se les suele llamar el triángulo de la exposición, y paso a exponerlos uno por uno. :D

Apertura del diafragma

Apertura del diafragma
Diafragma de una cámara con sus aperturas más comunes

Haciendo referencia a la entrada de la cámara estenopeica de nuevo, la apertura del diafragma es el agujerito por el que entra la luz que ha de llegar al sensor.
El objetivo de tu cámara lleva una serie de láminas dispuestas en circulo que se pueden separar unas de otras formando una especie de iris. Este iris es el llamado diafragma. Y el hueco por el que deja pasar la luz es la apertura.

Esta apertura se puede medir en una escala que se llama número f y siguiendo este estándar podemos saber la cantidad de luz que vamos a dejar pasar hacia el sensor sea cual sea nuestro objetivo y nuestra cámara.
Hablaremos entonces de f/2, f/8, f/16 para dar a conocer la apertura que estemos utilizando. Si otra persona, con otra cámara y otro objetivo, utiliza la misma apertura que tú, estará dejando pasar exactamente la misma cantidad de luz hacia su sensor.

La peculiaridad más importante de esta escala y que a muchos nos mareó al principio, es que cuanto más pequeño es el número f más grande es la apertura y la cantidad de luz que dejamos pasar. Es decir, un f/2 deja pasar mucha más luz que un f/8.
El salto de un valor a otro se llama paso y dependiendo de la cámara y de sus ajustes, podemos ajustar la apertura en pasos completos, en medios pasos o tercios de paso.

La escala del número f, por pasos completos es la siguiente:
Escala número f: 1 1.4 2 2.8 4 5.6 8 11 16 22 32 45

Es muy importante saber que al abrir un paso completo el diafragma estamos dejando pasar exactamente el doble de luz.
A f/8 entra el doble de luz que a f/11.

Todos los objetivos siguen esta escala, pero no todos te permiten una apertura de f/1.4 ni de f/32.
Si te fijas en las inscripciones que encontrarás sobre tus objetivos, verás algo como 1:1.8, en el caso de un objetivo fijo y 1:3.5-5.6, en el caso de objetivos zoom.
Esto indica la apertura máxima que permite tu objetivo, f/1.8 en el primer caso. En el segundo caso, al tratarse de un objetivo zoom, te indica que la apertura máxima que obtendrás será variable, dependiendo de la longitud focal que utilices y se situará entre f/3.5 y f/5.6. Esto ya lo hablaremos en otra ocasión con más detalle.

Resumiendo, la apertura del diafragma te permite decidir la cantidad de luz que va a entrar hacia el sensor. Una apertura de f/2.8 dejará pasar mucha más luz que una de f/16.
Por ejemplo, si haces una foto a f/11 y sale subexpuesta, deberás abrir un paso y probar otra vez con f/8.

Velocidad de obturación

Funcionamiento del obturador de una cámara
Funcionamiento de un obturador mecánico de plano focal.

Siguiendo con el ejemplo de la cámara estenopeica, el obturador de tu cámara sería la cartulina negra con la que tapábamos el agujerito cuando no queríamos que la luz entrara en la cámara.
En una réflex, suele consistir en dos cortinillas situadas en el cuerpo de la cámara, entre el objetivo y el sensor. Las dos se sitúan arriba en modo de reposo y cuando pulsamos el disparador, baja la primera cortinilla y después de un tiempo determinado, baja la segunda tapando de nuevo el sensor. Cuando acaban su recorrido las dos vuelven juntas a su posición original.
Se utilizan dos cortinillas porque si fuera solo una, la parte superior del sensor estaría mucho más tiempo recibiendo luz que la parte inferior.
El tiempo que el obturador está abierto, dejando pasar la luz, es la velocidad de obturación y se mide en segundos.

Olvidando de momento el tema de la apertura, podríamos decir que a plena luz del sol necesitarías una velocidad de exposición muy rápida (p.ej.: 1/1000s, una milésima de segundo), ya que hay mucha luz y rápidamente el sensor habrá recibido suficiente información. Sin embargo, dentro de una habitación que se encuentre iluminada únicamente por una bombilla, necesitarás tener abierto el obturador durante mucho más tiempo (p.ej.: 1/2s, medio segundo), una velocidad de obturación más lenta.

Es importante saber que los cambios en la velocidad de obturación también se llaman pasos y, aunque también podemos ajustarla por medios pasos o tercios de paso dependiendo de la configuración de la cámara, la escala de pasos completos sería la siguiente:

Velocidad de obturación: B (modo Bulb) 30s 15s 8s 4s 2s 1s 1/2s 1/4s 1/8s 1/15s 1/30s 1/60s 1/125s 1/250s 1/500s 1/1000s 1/2000s 1/4000s 1/8000s

Si te fijas, cada paso es justo la mitad de tiempo que el anterior, lo que de nuevo deja pasar exactamente el doble (o la mitad) de luz con cada paso.

La capacidad de la cámara de gestionar esta velocidad también es variable dependiendo del modelo de cámara. Puede ir desde 30s a 1/8000s, por poner el ejemplo de mi Nikon D7000.
También suele haber un modo “Bulb” que permite mantener el obturador abierto hasta que tu digas basta. Aquí tienes que contar tú el tiempo con un cronómetro o similar. :)
Este modo se utiliza por ejemplo para fotografía nocturna en la que se pueden necesitar varios minutos de exposición.

Resumiendo, la velocidad de obturación es el tiempo que dejamos pasar la luz al sensor. Si hay mucha luz la velocidad podrá ser rápida (1/500s), y si hay poca luz la velocidad de obturación tendrá que ser más lenta (2s).

Sensibilidad ISO

Ojos de gato
Los ojos de un gato, ¿ISO 12800? La tontuna del día. :)

La sensibilidad ISO es la facilidad del sensor para capturar la luz. Sin tener en cuenta de momento la apertura y la velocidad de obturación, podríamos decir que para obtener una exposición correcta será necesaria una sensibilidad alta si estamos en un interior mal iluminado, o una sensibilidad más baja si estamos en un exterior a pleno sol.
También hablamos de pasos al ajustar esta sensibilidad del sensor. Y también se dobla o se divide por dos la sensibilidad al cambiar de un paso al siguiente.
La escala ISO viene heredada de la fotografía tradicional pero actualmente es una amplificación electrónica de la información del sensor que se equiparó al estándar ISO para facilitar su asimilación.

Escala ISO: 25 50 100 200 400 800 1600 3200 6400

Hay modelos de cámara que ofrecen sensibilidades altísimas, pero pocas veces son usables, y luego veremos porqué.

Resumiendo, a menor luz disponible mayor será la sensibilidad necesaria.

El triángulo de la exposición

El triángulo de la exposición
El triángulo de la exposición

Te habrás dado cuenta de que los tres parámetros funcionan por pasos, y cada paso implica el doble o la mitad de luz que el anterior, así que es sencillo deducir que en cuanto a su efecto en la exposición de una foto son equivalentes entre sí. Es decir, si subo un paso la velocidad de obturación pero al mismo tiempo abro un paso la apertura de diafragma obtendré la misma exposición que antes de cambiar nada. Es sencillo.
A esta “equivalencia” entre los pasos de los tres ajustes se le llama Ley de reciprocidad.
En la imagen de la derecha verás la típica representación gráfica del triángulo de la exposición en la que se ve claramente como se relacionan los tres parámetros entre si.
En teoría me daría igual aumentar la sensibilidad un paso, bajar la velocidad de obturación un paso o abrir la apertura del diafragma un paso, sí. Peeeeero, siempre hay un pero, a pesar de que la exposición va a ser la misma con cualquiera de estas acciones, cada uno de estos parámetros tiene sus efectos en nuestra fotografía, y nos pueden interesar o no dependiendo de cada foto.

Efectos de la apertura del diafragma

Cuanto más abierto esté el diafragma (número f bajito), menor profundidad de campo tendremos.
En otro momento hablaremos con detalle de la profundidad de campo ya que la apertura no es lo único que le afecta, pero simplificándolo podríamos resumir en que si queremos que el fondo salga desefocado en nuestra foto tendremos que usar una apertura grande (número f bajito).
Si queremos que el fondo salga enfocado tendremos que utilizar una apertura pequeña (número f alto).
Al hacer una foto a un grupo de personas con unos delante de otros, tendremos que cerrar la apertura de modo que todos salgan enfocados, sino se nos van a quejar.
Apertura y profundidad de campo

Efectos de la velocidad de obturación

La velocidad de obturación nos permitirá congelar el movimiento o “emborronarlo”. Para fotografiar a un niño en bicicleta necesitaré una velocidad de obturación más alta ya que si es demasiado baja el niño saldrá movido, poco definido, emborronado.
Si quiero hacer un barrido al tren que pasa, tendré que utilizar una velocidad más bien baja, para que el fondo salga movido, dando sensación de velocidad.
Cuando quiera congelar en el aire a un jugador de baloncesto, necesitaré una velocidad de obturación alta.
Velocidad de obturación y congelación del movimiento

Efectos de la sensibilidad ISO

Es el menos aprovechable de los efectos que se consiguen con estos tres parámetros. Las sensibilidades altas lo que consiguen es que se nos llene la foto de ruido de imagen, esos puntitos de colores que tanto afean nuestra foto y que además provocan una falta de detalle importante cuando esta es muy alta.
Cuando hay poca luz, muchas veces no tendremos otra opción que subir la ISO, aún sabiendo que la foto se llenará de ruido.
Sensibilidad y ruido de imagen

El exposímetro de tu cámara te ayuda

Cuando mires por el visor de tu cámara para hacer una foto en modo manual, verás en la parte inferior una gráfica parecida a la que puedes ver un poco más abajo.
El punto central representa la exposición correcta del encuadre que estás tomando y los extremos derecho e izquierdo te indican subexposición o sobreexposición. Verás que hay unos numeritos indicando +2 y +1 hacia un lado y -1 y -2 hacia el otro. Puede que tu cámara solo muestre unas rayitas y los símbolos + y -, pero el caso es el mismo.
Si la flechita se encuentra en el +2 significa que tus ajustes estarían sobreexponiendo dos pasos (o más) la foto. Si está en la zona negativa significa que la foto saldría subexpuesta.
También puede ser que la flechita se encuentre en el -2 y necesites abrir más de dos pasos para ajustar la exposición. Esto es porque la escala que te muestra el exposímetro es limitada y el -2 vendría a querer decir “-2 o peor”.

Exposímetro de cámara réflex
Exposímetro de cámara réflex.
OJO: Dependiendo de la marca de tu cámara, es posible que los valores positivos y negativos estén invertidos.

Esto lo calcula tu cámara automáticamente basándose en la cantidad de luz que recibe. No tienes más que ajustar uno de los tres parámetros con los que estamos jugando para ajustar la exposición en el centro.

De todas formas, recuerda que esto no es más que una estimación de la cámara y que debes utilizarlo como guía ya que la cámara no sabe cual es el resultado que quieres obtener.
La zona del encuadre que la cámara utiliza para hacer estos cálculos es configurable, y lo hablaremos en otra ocasión pero debes tener en cuenta que si te encuentras frente a una ventana muy bien iluminada desde el exterior y lo que tú quieres exponer correctamente es el interior, los más seguro es que el exposímetro de la cámara no esté acertando con tus deseos y te indique que vas a sobreexponer la foto.

Ejemplos prácticos

Como ya hemos visto que podemos modificar los tres ajustes a nuestro antojo y conocemos los efectos de cada uno de ellos en nuestras fotos, vamos a plantear unos ejemplos prácticos para ver como lo resolveríamos.

Ya que las altas sensibilidades producen un efecto casi siempre indeseable, como normal general, dejaremos la sensibilidad siempre en el valor más bajo que nos ofrezca nuestra cámara y solo la subiremos si no tenemos otra opción. Así que nos centraremos en los otros dos parámetros; apertura y velocidad, y utilizaremos la ISO como comodín.

exposicion-frente-a-ventanaexposicion-frente-a-ventana-2

Conociendo cuáles son los efectos de estos dos ajustes, en cada caso tendremos que decidir cual de estos dos parámetros es más importante para nuestra foto.
¿Es importante congelar o emborronar el movimiento? Elegiremos la velocidad adecuada y equilibraremos la exposición con la apertura que corresponda.
¿Es importante la profundidad de campo? Elegiremos la apertura que nos convenga y compensaremos el cambio con la velocidad que toque.
Si resulta que después de elegir estos ajustes, me quedo corto o largo en la exposición y los ajustes de mi cámara no me permiten abrir más la apertura o no puedo bajar más la velocidad, pues entonces recurro a la sensibilidad volviendo a equilibrar los tres valores y obteniendo una exposición correcta.

Volviendo al ejemplo del perro corriendo en el parque, si estamos a plena luz del día y queremos congelar el movimiento del perro, lo más normal es que queramos utilizar una velocidad de obturación alta.
Pero si es tarde, como decíamos antes, y no tenemos ya mucha luz, tendremos que compensar abriendo el diafragma. Si bajamos una, subimos la otra.

Estamos en el cumpleaños, con la luz de las velas de la tarta. Tendremos que abrir el diafragma todo lo que podamos para que entre toda la luz posible, pero si abro demasiado el amiguito que está detrás va a salir desenfocado. Bajaremos la velocidad todo lo que podamos pero si nos pasamos el niño va a salir movido y cualquier movimiento mío con la cámara hará que la foto quede toda movida. Entonces no tengo más remedio que subir la sensibilidad para poder mantener la velocidad de obturación en un valor que me congele el momento.

Error en tiempo de obturación
¿Qué parametro modificarías en esta foto en un parque de atracciones?

Fotografiando una seta que ha salido en la hierba quiero que salga el fondo desenfocado para centrar la atención en la seta. Abriré la apertura todo lo que pueda para conseguir poca profundidad de campo. Esto me obligará a variar la velocidad de obturación de acuerdo a esta apertura. La ISO la dejo al mínimo.

Estoy haciendo un paisaje nocturno. Hay muy poca luz. ¿Abro a tope el diafragma? Tendré muy poca profundidad de campo y estoy haciendo un paisaje. Voy a probar con una apertura cerrada, número f alto. La ISO, la voy a dejar al mínimo porque sería horrible que el cielo saliera lleno de puntos de colores. Todo esto me obligará a hacer una exposición de varios segundos. Empezaré con 20 segundos de exposición. No, espera, primero me vuelvo a casa a por el trípode. Jajajajaj

Despedida y cierre

Si quieres practicar todo esto sin quemar carretes y más carretes (con lo que cuestan de revelar), te recomiendo que acudas a esta página: camerasim.com.
Tendrás que tener el flash activado pero es un simulador de réflex perfecto para empezar a practicar con estos ajustes sin marearte de momento con los controles de tu cámara. Luego ya buscarás los botones adecuados en tu réflex. Divide y vencerás. ;)

Espero que te sea de utilidad y que empieces a disparar en modo manual cuando sea necesario.
¡Ya verás que sensación cuando sale lo que esperabas! XD

¿Quieres seguir leyendo?

La siguiente entrada en el Índice de fotografía es:

09 Nov 16

Los modos semiautomáticos; S o TV, A o Av y P
4.67/5 (de 12 votos)

Los modos semiautomáticos; S o TV, A o Av y P

Después del modo manual, veamos qué son y cuando son útiles los modos semiautomáticos en tus fotografías.

¿Te ha gustado esta entrada?

8 Comentarios

  1. Magnífico punto de partida para crear curiosidad a los que no tenemos ni idea de fotografía.
    Empezar así resulta más fácil.
    Enhorabuena por el artículo.

  2. Estoy alucinado.Durante mucho tiempo he buscado una pagina para principiantes en la fotografia y por fin la he encontrado.Mi mas sincera enhorabuena.Llevo dos horas frente a la pantalla y todavia no pienso levant.arme,aun sabiendo que no es aconsejable.Creo que por fin aprendere a hacer alguna que otra fotografia
    Asi da gusto,gracias.

  3. Gracias a ti, Antonio.
    ¡Espero que te sea útil! No dudes en preguntar lo que necesites. ;)

  4. Muy buenas explicaciones, pero el gráfico de apertura de diafragma tiene las acciones invertidas para subexposición y sobre exposición. Saludos.

  5. Hola Antonela. Gracias por tu comentario. Resulta que las diferentes marcas de cámara muestran estos valores del exposímetro de manera diferente. Yo, al ser de Nikon, he barrido para casa. :) En tu cámara puede que se muestre al revés, pero la función es la misma.
    Acabo de añadir una nota bajo la imagen para avisar de esto.
    Saludos! ;)

Deja un comentario


logo fotoversia© fotoversia.com -

icono fotoversia
¿Te gusta lo que estás leyendo?
Visita fotoversia.com en facebook y hazte fan
para estar al día. ;)
cerrar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la política de cookies. Pincha el enlace si necesitas más información. ACEPTAR

Aviso de cookies